jueves, 15 de agosto de 2013

Da pena



Para construir, es sabido, es menester, esfuerzo, tiempo y conocimiento, para destruir, media hora y alguna idea peregrina.
Como yo soy de los que cree que las cosas no se improvisan, tampoco creo que desmontar las cosas sea cuestión de iracundos, hombre algunas veces puede, pero las que más, por orquestadas las tengo. No sé yo si existen conspiraciones, manos ocultas, zapateros sin zapatos o pedigüeños ricos, de todo habrá, pero los efectos devastadores de la falta de orden y de educaciones promiscuas, forjadoras de diletantes, sea al amparo de capitalismos, marxismos, relativismos, o de otras proezas, sin ética, nos han llevado al diparate, a la disonancia,  a la contradicción, al nihilismo y serán la causa de nuestra final desgracia, y esto no es improvisado, es sopesado, diabólico, terrible.

Ya entreveo la caída, será lenta o será pronta, lo ignoro, pero será. No puede sustentarse sobre ciénaga aquello que por deber pesa, ni puede la semilla ahondar en cemento.

Pero da pena, a mí me da pena.

15 comentarios:

  1. A mi me da pena también, Señor Flores, muy inteligente y reflexivo su artículo, a veces se cree en algo más profundo, en otras ocasiones te dices, ¡ para el carro, no sigas, detente!, porque no son tan sencillas las cosas ni tan complicadas tampoco ¿ o son más sencillas de lo que pensamos, la tenemos delante nuestra y no las vemos?, porque la codicia, avaricia, el egoísmo, lo demencial, porque sí creo que estamos en una sociedad demencial, la razón fue tirada por la borda, y las personas no piensan por sí mismas, van al lado de sus conveniencias pensando sólo en pros y no en los contras...si pensáramos más en los contras y no en los pros...supongo que nos iría mejor la vida.

    Los pilares de un edificio deben ser fuertes, la educación es uno de esos pilares y la cultura...y estamos en un País inculto totalmente, con una gran falta de interés y curiosidad por las cosas.

    Y mientras las personas se entretenían en los colores...que si yo azul, tu blanco, yo rojo, tu verde...otros...ganaban para sí mismos.


    También te preguntas ¿ dónde está la inteligencia?, porque el tener Conocimientos o una Profesión no implica que una persona sea inteligente, personas que pueden ser grandes profesionales, posiblemente no sean inteligentes, porque la inteligencia abarca muchas cualidades no sólo la del Conocimiento.


    Si pusiéramos un poquito más de Corazón, de buen Corazón, no estaríamos tan mal...muchas personas frías.


    Saludos Cordiales. Teresa Cabarrush.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, sobrando de mucho, falta de todo. Coincidimos Señora Cabarrush.
    Reciba mi más alta consideración y afecto.
    David

    ResponderEliminar
  3. Gracias por su amable respuesta, Señor Flores en el blog del Señor Tamarón, le he contestado allí. Puede llamarme Teresa, si así lo desea, puede tutearme.

    Afectuosos Saludos. Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Teresa, lo mismo te digo.

      Eliminar
    2. No encuentro la respuesta a que te refieres en el blog de don Santiago. Si pudieras indicarme el enlace, lo agradecería.

      Tuyo,

      Eliminar
    3. David, lo dejé escrito no sólo mi comentario hacia ti también otros, pero creo que al Señor de Tamarón no le habrá dado tiempo a subirlo, he leído el nuevo post, pero no he visto mis comentarios, así que supongo que cuando pueda, con la amabilidad que demuestra el Señor de Tamarón lo dejará expuesto y visible.


      ¡ Qué alegría da compartir la amabilidad!


      Gracias por tus amables respuestas. Saludos Afectuosos. Teresa.

      Eliminar
    4. Claro, es evidente que esa es la explicación.
      Teresa, conoces mi web de Física?
      https://sites.google.com/site/electricalia/

      Efectivamente, es agradable la buena educación, sin ella todo parece insultante.
      Un afectuoso saludo,

      d

      Eliminar
  4. No tengo el placer de conocerla, David, estoy mirándola ahora, le echaré un vistazo, estás muy fotogénico en París junto a tantos instrumentos científicos, deberíamos cultivar lo científico junto a las humanidades, aunque admito David, que siempre he sido muy mala en matemáticas, ¿ por qué seguirá fallando en nuestro país las ciencias?, creo que hay profesionales que saben mucho pero luego a la hora de la pedagogía no saben transmitirla.


    Es muy importante la ética en las investigaciones, y en todas las demás disciplinas así como incorporarlas en nuestras acciones, he visto a Madame Curí, mujer fascinante.


    Supongo que D. Santiago subirá los comentarios cuando pueda, ¿ Te has fijado, David, que no he dado ni una en la interpretación del Villancico?, ¡que gracia1, pero a mí no me da corte intentar descifrarlo, ya sabemos que la poesía es un tanto difícil, si le agradezco al Señor De Tamarón su amable comentario de explicarme el mensaje auténtico del Villancico.


    Un Abrazo, David. Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo dije aquí, delo particular ciencia y enseñanza...
      http://electricalia.blogspot.com.es/2013/07/bachilleratos.html

      Eliminar
    2. Teresa, si bien es cierto que Tamarón matiza, no encuentro nada de desacertado en tus comentarios, ni en el primero, ni en el que te contesto yo. Difícil sería hablar de pedagogía y de ciencias por aquí, pero ya ves desde mi web mi postura básica.(Si lo deseas puedes escribirme a mi correo, accesible desde el web).

      Eliminar
  5. Gracias David, será tu buen corazón que lo ves con la amabilidad del alma, es que yo entendí el Villancico como lo de ser discípulo antes que Maestro, es posible que se pueda interpretar así también como yo lo he pensado, sin embargo, la matización de D. Santiago yo no la he visto, supongo David, que a veces un mismo texto se puede interpretar de diferentes maneras y ser acertadas todas, o unas complementarse con otras. Es como ocurre con las preguntas, a veces no tienen respuestas y otras no hay respuestas definitivas a las preguntas, así es la magia de la vida, creo que lo maravilloso es sacar de lo cotidiano la magia, ver en lo ordinario lo extraordinario, ¿ por qué siempre nos hemos empeñado las personas ( incluida yo ) en buscar lo extraordinario ?, si no hay más sorpresa que la normalidad de las cosas, ver la belleza en lo pequeño y ordinario, nada más, si llegamos a disfrutar de la normalidad, somos más felices, cuando se nos pone delante de nuestros ojos, esos lujos siempre me acuerdo del refrán " no es oro todo lo que reluce".

    No encuentro David tu artículo sobre bachillerato en tu web de electricalia. Te hace feliz el Conocimiento, se nota tu curiosidad.

    Yo seguiré opinando lo que pueda sobre los artículos, si meto la pata, no pasa nada, será sin mala intención, asi será más divertido, es posible que entre todos podamos completar ideas ¿ no te parece ?.


    Gracias por tu amabilidad. Un abrazo.Teresa.

    ResponderEliminar
  6. Teresa, a mi modo de ver no deberías preocuparte por eso que tú llamas meter la pata. Tus comentarios son muy bienvenidos, y seguro que Tamarón piensa lo mismo, de no ser así no te hubiese publicado el comentario. Además en cuestiones poéticas la opinión es legítima, pues por definición, la poesía no es un teorema, gracias a dios.

    No, el comentario no está en el web sino en el blog, disculpa, me confundí.

    Efectivamente, me parece como a tí , completaremos ideas.

    Un saludo cordialísimo.

    d

    ResponderEliminar
  7. Gracias David, por tu amabilidad y cortesía, además de tus interesantes aportaciones al Conocimiento.

    Un Abrazo. Teresa.

    ResponderEliminar
  8. No se merecen.
    Espero Teresa, a partir de ahora, tener una frecuente interacción contigo, pues tus puntos de vista y aportaciones me interesan mucho.

    Con sumo respeto y afecto,

    d

    ResponderEliminar
  9. Si, leeré de vez en cuando tus artículos y daré una visión de mis perspectivas lectoras. Gracias por tu interés, David.


    Con afecto. Teresa.

    ResponderEliminar