viernes, 16 de agosto de 2013

Afición y profesionalidad en la Ciencia (transcripciones de un foro)

Una curiosa circunstancia y estar, a un tiempo, leyendo a Unamuno me ha hecho reparar en el significado y la etimología de una palabra. .
Si usásemos la voz diletante, como sinonimia de afición, nos daríamos cuenta que en español el vocablo adquiere un sentido peyorativo desde el siglo XlX , al menos, y que por tanto, científico diletante es voz insultante.
No sé muy bien el porqué, pues en un principio referíase el adjetivo  (sustantivado o no) a los que practicaban  una afición con deleite,  la música por cierto.
La maniobra semántica acontece al llevar el dicho a categoría de superficialidad y carencia, -bueno ambas son fruto de la misma prisa-, pues la substancia, dicha conocimiento, excluye la prisa, que en román paladino, y en el refranero, muchos ejemplos se dan de ello.
En inglés, continúa el adjetivo sin prejuicio negativo, hasta el punto de existir una asociación: Society of Dilettanti, muy considerada. Esta era la circunstancia.
A Unamuno lo traigo por estar leyendo "Del sentimiento trágico de la vida" que conviene para tener la mente fresca; explica don Miguel:
"Cuántas veces no cabe decir aquello de para pensar cual tú, sólo es preciso no tener nada más que inteligencia.
Hay personas, en efecto, que parecen no pensar más que con el cerebro, o con cualquier otro órgano que sea el específico para pensar; mientras otros piensan con todo el cuerpo y toda el alma, con la sangre, con el tuétano de los huesos, con el corazón, con los pulmones, con el vientre, con la vida. Y las gentes que no piensan más que con el cerebro, dan en definidores; se hacen profesionales del pensamiento. ¿Y sabéis lo que es un profesional? ¿Sabéis lo que es un producto de la diferenciación del trabajo?"
No seguiré, basta lo dicho.

4 comentarios:

  1. Magnífico y culto artículo Señor Flores. El Magistral Unamuno, pensar sólo con el cerebro es un tanto peligroso, nunca hay que dejar el pensamiento del Alma, ambos van unidos.

    Felicidades por su Blog, Señor Flores, es Usted culto y de buen gusto, me ha encantado el vídeo de Mozart, soy apasionada de la música, de todas, sobre todo de la clásica, todos los autores clásicos son magníficos, distintos, pero siempre se tiene algunos favoritos, para mí Beethoven y Mahler.


    Un Saludo Cordial para Usted, Señor Flores. Teresa Cabarrush.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco sus elogios, pues resultan un estímulo en los tiempos actuales.
      Reciba mi más cordial muestra de estima y respeto.
      Suyo,

      David

      Eliminar
    2. Gracias a Usted, Señor Flores por su amabilidad, y por Acercar a los demás al Conocimiento a través de su Blog. Las personas deberían de dar más las Gracias, siendo algo gratuito, no sé por qué les cuesta tanto trabajo ofrecerlas.


      ¿ Ha visto alguna vez esta película de Beethoven?

      https://www.youtube.com/watch?v=dcg7k69LRgI


      Se la recomiendo es una preciosidad " Amada Inmortal".

      Saludos Cordiales. Teresa Cabarrush.

      Eliminar
    3. Coincido en que dar las gracias debiera de ser práctica más común , y que hace un enorme bien, tanto a quien las da como a quien las recibe. Yo las doy, y mucho, como usted.
      Veré esa película, que agradezco, como una vez más sus palabras.
      Suyo,

      Eliminar